América

Y llegó Open RAN Policy Coalition: el 5G presenta una interesante batalla desde fuera de China

Si lo deseas, puedes escuchar una Playlist en Spotify con música que ilustra algunos aspectos de este artículo.

Open RAN Policy Coalition, se lanzó desde Estados Unidos el pasado 5 de mayo y es, de acuerdo a sus propias palabras, la red de 31 empresas mundiales de tecnología y telecomunicaciones para desplegar la tecnología 5G. Se trata de un proyecto que agrupa a operadores y proveedores de hardware y software de redes de telecomunicaciones, donde no hay presencia china, y cuenta con un notable y muy interesante atractivo: en un modelo de código abierto.

La RAN abierta ha ganado impulso en función de los puntos de venta, incluida la interrupción del bloqueo del proveedor, cosa que habilita a los operadores para mezclar y combinar componentes, reducir el TCO y aumentar el rendimiento.

Lo cierto es que grupos tales como O-RAN Alliance y Telecom Infra Project trabajan en detalles técnicos de interoperabilidad de equipos y actividad de prueba cooperativa. Como su nombre lo indica, la Open RAN Policy Coalition existe, y cito literalmente: «para promover políticas que promuevan la adopción de soluciones abiertas e interoperables en [RAN] como un medio para crear innovación, estimular la competencia y expandir la cadena de suministro para tecnologías inalámbricas avanzadas que incluyen 5G.»

Si los esfuerzos y la gran inteligencia colectiva de esta impresionante red consigue no ya sólo reducir la brecha entre Occidente y China en términos de infraestructura estratégica 5G, incluso superarla, nos encontramos ante un modelo irresistible que se acaba de lanzar. Baste echar un vistazo a la lista de empresas que cuentan con una tecnología, experiencia, capacidad de acción y poder blando que impresiona:

Airspan (Estados Unidos)

Altiostar (Estados Unidos)

AWS (Estados Unidos)

AT&T (Estados Unidos)

Cisco (Estados Unidos)

CommScope (Estados Unidos)

Dell (Estados Unidos)

DISH Network (Estados Unidos)

Facebook (Estados Unidos)

Fujitsu (Japón)

Google (Estados Unidos)

IBM (Estados Unidos)

Intel (Estados Unidos)

Juniper Networks (Estados Unidos)

Mavenir (Estados Unidos)

Microsoft (Estados Unidos)

NEC Corporation (Japón)

NewEdge Signal Solutions (Estados Unidos)

NTT (Japón)

Oracle (Estados Unidos)

Parallel Wireless (Estados Unidos)

Qualcomm (Estados Unidos)

Rakuten (Japón)

Samsung Electronics America (Corea del Sur)

Telefónica (España)

US Ignite (Estados Unidos)

Verizon (Estados Unidos)

VMWare (Estados Unidos)

Vodafone (Reino Unido)

World Wide Technology (Estados Unidos)

XCOM-Labs (Estados Unidos)

Open RAN Policy Coalition es, a mi juicio, algo que supera la perspectiva de análisis de ser un competidor que va al choque con Huawei, y su capacidad de influencia y dominio hasta el momento de la tecnología 5G, como en su día tuve ocasión de comentar en este mismo blog.

xexULKTy4yMrZsKVcJr6g3-320-80

Algunos de los miembros de la coalición Open RAN Policy Coalition

La cadena de suministro de telecomunicaciones se ha enfocado a medida que la pandemia de Covid-19 afecta a las economías e industrias de todo el mundo. Pero ya era un caballo de batalla antes del SARS-CoV-2, como he mencionado anteriormente, en lo que se refiere a las empresas estadounidenses y las consideradas aliadas, respecto a la potencia de las TIC chinas Huawei. Desde hace más de un año y medio los legisladores estadounidenses han impuesto varias restricciones de tipo comercial a Huawei y han presionado a los gobiernos amigos para que excluyan a Huawei y su 5G, bajo acusaciones de cooperar en captar datos de inteligencia a favor del gobierno chino.

Desde Estados Unidos los gobiernos federales están financiando una retirada y sustitución de equipos Huawei que se estén utilizando en redes domésticas operadas por operadores más pequeños, de ámbito regional y especializados en el mundo rural. Una consecuencia de eso es la discusión, actualmente en curso, sobre el fomento de la experiencia en infraestructura de telecomunicaciones de Estados Unido para frenar la dependencia de proveedores extranjeros, particularmente chinos.

Al respecto, desde la web de Open RAN Policiy Coalition se afirma literalmente: «La coalición cree que el gobierno federal de Estados Unidos tiene un papel importante que desempeñar para facilitar y fomentar una cadena de suministro abierta, diversa y segura para tecnologías inalámbricas avanzadas, incluida la 5G, como la financiación de la investigación y el desarrollo, y las pruebas redes y soluciones abiertas e interoperables, e incentivando la diversidad de la cadena de suministro».

Rakuten Mobile se ha prestado para la prueba piloto con RAN abierto. La construcción de RAN abierta y virtualizada de tipo greenfield se ha puesto a disposición para los servicios comerciales LTE desde abril pasado con planes de pasar a 5G en la infraestructura virtualizada. Varios proveedores de Rakuten Mobile forman parte de Open RAN Policy Coalition. Además, Rakuten Mobile ha expresado su interés y voluntad de proporcionar su modelo de red a otros operadores interesados en seguir su experiencia, sin limitaciones.

Creo que esta coalición se presenta como un modelo descentralizado e inclusivo que tiene el poder y la capacidad de atraer no sólo a los europeos, objetivo que ya ha alcanzado con Telefónica (España) y Vodafone (Reino Unido), a los surcoreanos (Samsung) y a los japoneses (Fujitsu, NEC Corporation, NTT y Rakuten)… pienso que su intención es acabar por absorber a los propios chinos. ¿Por qué? Porque se trata de un modelo descentralizado que permite liberar a cada operador, cuenta con código libre, inteligencia colectiva, además de contar con un respeto y total inclusión de normas y estándares internacionales reconocidos. En definitiva, quedarse fuera de este proyecto creo que significa quedarse fuera de un futuro que ya es inminente. ¿Por qué? Pues porque la economía de una tecnología y arquitectura de cobertura no se acaba de adaptar bien. Es decir, los modelos de negocio completos de los proveedores establecidos no funcionan y no se corresponden con lo que requieren las personas que implementan el equipo dadas las realidades económicas ya presentes hoy día. Aunque también es cierto que esta alianza o coalición y los gobiernos de Occidente cuentan con la experiencia y aprendizaje del enfoque Made in China 2025 en cuanto al desarrollo de experiencia en semiconductores y otros movimientos.

 

Deja un comentario