Chipre

Dossier Chipre (I): De la Antigüedad a la Independencia de los británicos.

Si lo deseas, puedes escuchar una Playlist en Spotify con música que ilustra algunos aspectos de este artículo.

En esta serie de artículos vamos a tratar un conflicto muy cercano pero a la vez bastante desconocido, el llamado «Conflicto de Chipre» que parte del intento de unificar la isla mediterránea con Grecia en 1974 y la consecuente invasión de Turquía y la división hasta la fecha de la isla en dos estados: La República de Chipre (Κυπριακή Δημοκρατία / Kıbrıs Cumhuriyeti ), con capital en Nicosia, que cuenta con gran reconocimiento internacional y es un país miembro de la UE desde 2004, y La República Turca del Norte de Chipre (Kuzey Kıbrıs Türk Cumhuriyeti) , con capital en Nicosia del Norte o Lefkoşa, reconocido sólo por Turquía y Azerbaiyán. Un conflicto que sigue vivo a día de hoy y sin muchos visos de solución inmediata, provocando de facto que nos encontramos con un estado intervenido, dividido y ocupado militarmente parcialmente por un país extranjero como es Turquía contraviniendo el derecho internacional y a las propias resoluciones de NN.UU.

Pero ¿Cuál es el origen del conflicto? ¿Por qué Turquía se reservó el derecho de intervención y ha construido un régimen considerado por la mayoría de la comunidad internacional, incluída las NN.UU, como títere en el norte de la isla con el nombre de República Turca del Norte de Chipre? ¿Qué relación tienen las dos etnias mayoritarias de la isla con sus respectivas “madres patria” culturales? ¿Qué papel han jugado instancias internacionales como la Unión Europea o las Naciones Unidas? Son algunas de las preguntas que nos asaltan a la que realizamos una rápida incursión a la problemática. A su vez, son algunas de las preguntas que esta modesta aproximación a la problemática intenta dar respuesta u orientar a encontrar una. No entraremos pues, en la cuestión propositiva de cómo solucionar el conflicto, nos limitaremos a marcar y examinar algunas de las propuestas que han salido, como los famosos planes Annan (del I al V) , o las más recientes administraciones de Dimítris Christófias del AKEL entre 2008 y 2013 y Nikos Anastasiadis del DISY de 2013 a la actualidad, como se han resuelto, sin ánimo de echar un juicio de valor sobre ellas para poder situar en qué posición, que ventajas y desventajas cuenta la cuestión chipriota y el régimen legal y reconocido internacionalmente de la República de Chipre en su proceso de construcción estatal y nacional para sortear esta prueba que pone en entredicho la propia existencia del estado como ente independiente.

Para ello y empezar a situar la cuestión, haremos un pequeño viaje temporal por la historia de Chipre, una historia que como veremos, se remota a los albores de la misma civilización humana y de la occidental. Y de eso tratará este primer artículo, Chipre desde la antigüedad hasta la independencia colonial de los británicos en 1960.

Chipre, una isla situada en el mediterráneo oriental, a su norte quedan cerca las costas de la península de anatolia y a su oriente las costas de oriente próximo. Su situación estratégica hace que sea y haya sido históricamente una isla de encuentros y desencuentros entre grandes civilizaciones desde los albores de la historia de la humanidad. La etimología del nombre de Chipre debemos buscarla en el griego “Κύπρος” y en turco “Kipris”. Y es que precisamente la isla recibe el nombre debido a los grandes depósitos de metal de cobre que se han explotado en la isla desde la antigüedad. Anteriormente también recibió el nombre «Alasiaya» o «Alasia-Enkomi» debido a un enclave comercial situado en la isla frente las costas del antiguo Imperio Egipcio durante el IIº milenio A.C y que desapareció después de la llegada de los conocidos como «Pueblos del Mar» alrededor del año 1200 a.C.

Fuente: Wikipedia «Esquema de una hipótesis de los posibles movimientos de población, invasiones y destrucciones durante el final de la Edad del Bronce (siglo XII a. C.)» Autor: Desconocido.

Como zona de paso fue cambiando de manos a lo largo de la historia, a ratos independiente, a ratos ocupada: Persas, Egipcios, Asirios … colonizada y ocupada por los comerciantes griegos en rivalidad con sus eternos competidores mediterráneos, los fenicios; y fue finalmente culturalmente integrada al mundo helénico por los Tolomeos, para posteriormente ser incorporada a la Baja República Romana en el 58 a.C y después de la partición de Roma en occidente y oriente por el Emperador Diocleciano a raíz de la llamada crisis del siglo III d.C ,  convertirse en enclave Romano Oriental de forma definitiva tras la muerte de Teodosio I El Grande, o como gusta de decir en occidente: Bizantino.

Durante la Edad Media y de nuevo por su posición estratégica privilegiada tomó gran importancia en las Cruzadas concebidas por el Papa Gregorio VII y finalmente lanzadas por Urbano II a finales del siglo XI d.C, inicialmente con entre otros objetivos mirar de retirar presión a las fronteras romano-orientales por la expansión islámica y a parte de recuperar Tierra Santa echar una mano a los emperadores de oriente. Pero llegaría la Cuarta Cruzada lanzada por el Papa Inocencio III a partir de 1199 d.C en las que el Dux veneciano Enrico Dandolo y Bonifacio de Montferrato se aliaron con un pretendiente al trono de Constantinopla, Alejo IV Ángelo, y en vez de dirigir los esfuerzos cruzados a los Reinos Latinos o Francos en el litoral de Tierra Santa se lanzarían sobre Constantinopla para destronar al Basileus Alejo III Ángelo arrebatándole el control de la ciudad y despedazar al Imperio Romano de Oriente en varios estados en 1203 d.C. creando el que fue conocido como Imperio Latino. Anteriormente pero, ya la isla de Chipre había sido arrebatada en 1191 d.C a los romanos por Ricardo Corazón de León para ser posteriormente trono del rey destronado de Jerusalén Guy de Lusignan en 1192 d.C, compartiendo espacio con la Orden Teutónica y convirtiéndose así, en un baluarte contra la expansión islámica en el oriente mediterráneo. 

Fuente: Mapa de la Tercera Cruzada (1189-1192 d.C) En la que Ricardo Corazón de León arrebata el control de Chipre a los romanos. https://history.stackexchange.com/

Posteriormente sería integrada en la República Mercantil de Venecia en 1489 d.C pero sólo para ser arrebatada unos pocos años después y en 1571 d.C, el mismo año de la Batalla de Lepanto, por un pujante Imperio Otomano bajo las órdenes de Selim II que ya había derrotado al mundo helénico y cristiano en oriente en 1453 d.C con la conquista de la capital romana y los restos en la península del Peloponeso en 1460 d.C y en Trebisonda en 1461 d.C bajo el sultanato de Mehmet II . Es en este momento, que se instala en la isla una comunidad turca, que con el tiempo devendrá turco-chipriota, un elemento importante para comprender el conflicto que actualmente y en pleno siglo XXI todavía afecta a la isla mediterránea.

La nueva administración otomana respetó, siguiendo uno de los preceptos del islam, las tradiciones griegas en Chipre y así mismo institucionalizó a la Iglesia Autocéfala de Chipre y se reconoció al arzobispo de esta, bajo el título de «Etnarca» y representante de la «millet» (nación) aun manteniendo el poder administrativo bajo un gobernador otomano. Una situación que se mantendría durante el resto de la Edad Moderna.

Fuente: «Willem Janszoom Blaeu y Joan Blaeu dibujaron este mapa de Chipre en 1650 d.C.» Norman B. Leventhal Map Center, Boston Public Library. Smithsonian Magazine.

No habrían cambios significativos en la isla hasta entrado el siglo XIX y debido a la expansión de los británicos. El motivo que les empujó era simple y fácil de comprender. El Imperio Británico necesitaba asegurar las rutas hacia oriente para proteger las rutas que unían la metrópolis con la “Joya de la Corona”, esto era la India. La construcción del canal de Suez (1859-1869) revalorizó el papel estratégico de la isla y con la necesidad de apuntalar al “hombre enfermo de Europa” que era como se conocía en las cancillerías europeas al por entonces decadente Imperio Otomano de finales del s.XIX frente al expansionismo ruso, el sultán de Constantinopla llegó al acuerdo de arrendamiento de la isla a la corona británica el 4 de Junio de 1878.

El dominio británico vino marcado por el comportamiento usual de estos con sus territorios considerados coloniales. Esto es la aplicación del “divide et impera” para dividir a la isla y enfrentar a sus dos sectores étnicos mayoritarios y poder pues hacer más efectivo el control colonial del territorio: Así buscaron enfrentar a la comunidad grecochipriota frente a la comunidad turcochipriota. Los británicos prometieron a los primeros que en un futuro no muy lejano, se produciría la “enosisΈνωσις (o unión) con Grecia.  Esto alarmó a Constantinopla, que vetó el proyecto de la «enosis» alegando la protección de la minoría étnica de la isla (un elemento que será recurrente en sus discursos en el siglo XX y XXI). Sin embargo, el inicio de la Gran Guerra en 1914 y la alienación del Imperio Otomano con el IIº Reich Alemán y Austria-Hungría decidió con el desenlace en 1918/1919, que la isla pasara a ser legalmente, territorio colonial británico. Un reconocimiento que no vendría por parte de la nueva República Turca de Mustafá Kemal Atatürk hasta 1923 una vez finalizada la guerra contra Grecia con el tratado de Lausana (24 de Julio de 1923). Una guerra en la que saldrían derrotadas y por poco, las aspiraciones griegas recogidas en la llamada Gran Idea o Μεγάλη Ιδέα, un elemento que trataremos en otro artículo ya que es muy, muy interesante y nos servirá para comprender la política exterior griega de los últimos dos siglos. De todas formas, la voluntad de la «enosis» por parte del Reino Unido se demostró falsa, tal como estipulaba el tratado secreto con Francia de Sykes-Picot de 1916 en el que se distribuía la zona en zonas de influencia francesas y británicas y que fue hecho público por el gobierno soviético al hacerse con el control del viejo Imperio Ruso y descubrir los pactos y alianzas secretas que tenían con las potencias occidentales. Así y por orden de Vladimir Ilich Ulianov (Lenin) en 1920 hicieron públicos este y otros acuerdos para denunciar la política imperialista francesa y británica en Oriente Próximo.

La situación interna de la isla se fue haciendo cada vez más y más insostenible, hasta que el arzobispo Nicodemos  a raíz de los desórdenes y disturbios de 1931 exigió de nuevo la «enosis» con Grecia. Para controlar la situación, los británicos declararon el “estado de excepción” suspendiendo las libertades y el Consejo Legislativo, una situación que se mantuvo hasta bien entrada la Segunda Guerra Mundial, con la isla en franca revuelta y una situación interna explosiva. Al finalizar el conflicto, Londres propuso para 1947 un estatuto liberal, pero la población siguió respondiendo con la «enosis» con Grecia. Sin embargo, ni los británicos tenían la capacidad suficiente de pacificar la isla, ni los partidarios de retirar el yugo colonial británico de la isla la capacidad para expulsarlos.

EOKA flag
Bandera de EOKA (1955-1959)

Esta situación de enquistamiento y empate técnico, favoreció la aparición de grupos armados de liberación, como fue el EOKA / Εθνική Οργάνωσις Κυπρίων Αγωνιστών / Ethniki Organosis Kyprion Agoniston / Organización Nacional de Combatientes Chipriotas dirigida por el coronel grecochipriota Georgio Theodoros Grivas, también conocido por su papel en la Guerra Civil Griega y su anticomunismo militante y su pseudónimo de guerra «Digenis» ( cogido prestado en honor de Digenis Acritas / Διγενής Ακρίτας que fue un héroe romano-oriental que mantuvo a raya a los musulmanes durante la Alta Edad Media ) quien junto con el apoyo de la Iglesia Ortodoxa y su futuro arzobispo Makarios III se erigirían como líderes de la revuelta anticolonial y la opción de la «enosis» con Grecia.

Escudo del TMT (1958-1976)

A su vez, el Reino Unido y Turquía fomentarían la creación por parte de los turcochipriotas de la TMT /Türk Mukavemet Teşkilats / Organización de Defensa Turca como forma de contrarrestar y ahondar más la división entre las dos comunidades, ya que el principal objetivo estratégico del TMT era la «Taksim» o división es decir, la partición de Chipre en las dos comunidades mayoritarias.  Entre otros objetivos tuvieron contrarrestar la influencia de la EOKA, formar lazos con Turquía y ser la organización de referencia de la comunidad turcochipriota en la isla. Dirigentes importantes a destacar serían Ali Rıza Vuruşkan (conocido como Bozkurt), que había sido oficial del ejército turco, Fazil Kutchuck, Osman Orek o Rauf Denktash.

AKEL Logo.png
Escudo AKEL (1926 – Actualidad) de 1926 hasta 1941 era el CPC

En la parte grecochipriota y a la vez con elementos importantes de la comunidad turcochipriota no encontramos al movimiento obrero liderado por el AKEL /Ανορθωτικό Κόμμα Εργαζόμενου Λαού /Emekçi Halkın İlerici Partisi/ Partido Progresista del Trabajo de Chipre alineado a las tesis comunistas y el PEO / Παγκύπρια Εργατική Ομοσπονδία / ‘Tüm Kıbrıs İşçi Federasyonu / Federación del Trabajo Panchipriota organizando a sindicatos y asociaciones obreras en un frente obrero. Aunque no eran hostiles a la tesis de la «Enosis» no estaban muy de acuerdo con la vía terrorista emprendida por el EOKA, ni tampoco con el concepto conservador en el que movían, ya que consideraba que servía de coartada a la administración colonial británica para aumentar la represión sobre los simpatizantes por la independencia de Chipre. Así mismo no creían que la independencia se pudiera obtener sin el trabajo en común de las dos grandes comunidades de la isla, por lo que trabajó por la unidad nacional de los chipriotas más allá de su origen étnico. Dirigentes importantes en aquellos años fueron Ezekias Papaioannou,  Derviş Ali Kavazoğlu o Andreas Ziartides,

Pancyprian Federation of Labour.svg
Escudo PEO (1941-actualidad)

El contexto internacional del momento no ayudaba, ya que en plena de guerra fría, la situación era complicada de gestionar para los EE.UU. Esto era debido a que el avance de la EOKA por un lado y del AKEL/PEO por otro frente a los británicos ponía en peligro la pervivencia de las bases militares británicas de la isla en un sitio estratégico del mediterráneo oriental, así mismo, la posibilidad de la «enosis», enturbiaba las relaciones que pudieron haber desembocado en guerra abierta entre dos países miembros de la OTAN como eran y son Grecia y Turquía.

Finalmente y después de varias negociaciones, el 11 de febrero de 1959 , se realizó una conferencia en Zúrich que asentaría las bases definitivas de la independencia de la isla. Los acuerdos de la conferencia fueron firmados por el Primer Ministro Británico Harold Macmillan, el Primer Ministro de Turquía Adnan Menderes, el Primer Ministro de Grecia Constantine Karamanlis, y de la parte chipriota por la comunidad grecochipriota al Arzobispo Makarios III y por la turcochipriota Fazil Kutchuk. En la que inicialmente se estimaba la independencia de la isla en forma de República escogida por sufragio universal con un Presidente de la comunidad grecochipriota y un vicepresidente miembro de la turcochipriota, con un 70% de los organismos compuestos por los grecochipriotas y el 30% restante por los turcochipriotas, y un ejército inicial de 2000 efectivos siendo 60% y 40% el reparto entre comunidades. Así mismo, El Reino Unido mantenía la soberanía de dos bases militares en la isla, así como el acceso libre a las mismas. Estas bases que continúan hasta la actualidad son: Acrotiri, cerca de la ciudad de Limassol y situada al sur de la isla y Dhekelia, cerca de la ciudad de Lárnaca y Famagusta en el oriente de la isla. Así mismo se declaró una amnistía general, que afectó en gran medida a la EOKA, AKEL/PEO y al TMT.

El acuerdo greco-turco hizo posible la inmediata conferencia tripartita de Londres (anglo-greco-turca) del 23 de Febrero del mismo año. Así el 23 de Febrero y con los acuerdos sobre la mesa se realizó la conferencia donde se ratificó todo lo anterior y decidió finalmente la independencia de Chipre, garantizada y tutelada por Reino Unido, Grecia y Turquía, que fue proclamada el 16 de Agosto de 1960.

Fuente: The Robinson Library. En la fotografía podemos ver al arzobispo Makarios III, el ex gobernador de Chipre Sir Hugh Foot y Fazil Kucuk firmando el acuerdo de Londres en febrero de 1959.

 

Bibliografía:

  • Coufoudakis, Van «Chipre, un problema contemporáneo en Perspectiva Histórica» Monografías sobre el Mediterráneo y Europa Oriental de Minnesota, Modern Greek Studies, University of Minnesota, 2010.
  • Manonelles i Tarragó, Manuel «Dossier: de Afrodita a Atila. El conflicto chipriota dentro del contexto greco-turco». Asociación para las Naciones Unidas en España. 1998.
  • De Cabo Ramón, Isabel “Turquía, Grecia y Chipre Historia del mediterráneo oriental” Universitat 15, Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona, 2005.

 

Web | + posts

Categories: Chipre, Destacado, Europa, Geopolítica, Historia

Tagged as: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 reply »

Deja un comentario